lunes, 30 de mayo de 2011

LA ESPERA

Te espero en silencio
de días callados
viviendo los días
con ojos cerrados.
No quiero las luces
ni rostros mojados
ni ahogar mil lamentos
tragándome años.

Te espero en silencio
escucho tus pasos
se acercan y espero
que alcances mi mano.
No veo tu rostro
y quiero imaginarlo
pero te me borras
con tiempo lejano.

Te espero en silencio
pero no has llegado
mi cuerpo se queda,
mi alma se ha marchado.
No quiso quedarse
postrada más años
esperando días
que nunca llegaron.
Te esperé en silencio.
Te sigo esperando...

2 comentarios:

  1. Bello, lleno de nostalgia por algo nunca tuviste en realidad, pero es como si el alma ya lo sintiese. Por eso se mantiene esperando sin perder la esperanza de vivir ese sentimiento celosamente guardado con tanto anhelo por dejar surgir. Besos. Pude entrar y muy hermoso tu espacio.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Natalia. Me encantó tu visión

    ResponderEliminar