domingo, 15 de enero de 2017

SILENCIO ENTRE COMPASES



Así parece ser la existencia, silencio entre compases…
Compases que no son más que los momentos de la vida, algunos melodiosos y con tonos vivaces, otros en tonos grises, graves, inarmónicos, medios tonos.
Y los silencios, son las pausas, los momentos en que no sabemos por dónde continuar o que camino elegir. Aunque muchas veces esas decisiones decantan por propio peso, aunque  a veces siguen el rumbo conveniente, el más lógico, el que menos incomoda… pero a quién?
Llega ese momento, esa pausa, donde revisamos lo vivido, donde ponemos todo en la balanza y sopesamos. Llega ese momento y hasta un ciego apostaría de qué lado inclinaría, del lado que por tanto tiempo esquivamos, pero pesa tanto que toca fondo y ya no queda cómo nivelar. Porque quedan escasos los momentos de alegría compartida, quedan lejanos los días en compañía, quedan reducidos a tan poca cosa…
Porque son tantos los momentos de discordia y de dolor, de espera, de desesperación, de soledad, que esto no es más que la separación de cuerpos que ya no compartían casi nada desde hace mucho tiempo, demasiado.

Me quedo con los buenos momentos, para poder encontrar paz y escribir compases melodiosos, que puedan devolverme la armonía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada